Libertad Condicional

Es un beneficio carcelario, que consiste en un modo particular de hacer cumplir la pena en libertad. Se establece la libertad condicional, como un medio de prueba de que el delincuente condenado a una pena privativa de libertad y a quien se le concede, se encuentra corregido y rehabilitado para la vida social.

La libertad condicional No extingue, ni modifica la duración de la pena, sino que es un modo particular de hacerla cumplir en libertad por el procesado y según las disposiciones legales pertinentes.

Toda persona condenada a una pena privativa de libertad de más de un año. Siempre que cumpla con los requisitos pertinentes.

a) Haber cumplido la mitad de la condena que se impuso por sentencia definitiva; Si hubiere obtenido por gracia, alguna rebaja o se le hubiere fijado otra pena, se considerará ésta como condena definitiva.
b) Haber observado conducta intachable en el establecimiento penal en que cumple su condena, según el libro de vida que se le llevará a cada condenado.
c) Haber aprendido bien un oficio, siempre que existan talleres donde cumpla su condena.
d) Haber asistido con regularidad y provecho a la escuela del establecimiento penitenciario y a las conferencias educativas que se dicten, entendiéndose que no reúne este requisito el que no sepa leer ni escribir.

A los condenados por los delitos de parricidio, homicidio calificado, robo con homicidio, violación con homicidio, violación de persona mayor de catorce años, infanticidio, promover o facilitar la entrada o salida de menores de edad para que ejerzan la prostitución en territorio nacional o extranjero, y elaboración o tráfico de estupefacientes.

Una vez cumplidos diez años de la pena, la cual, por este solo hecho, quedará fijada en veinte años.

Una vez transcurridos tres años de la pena, la cual, por este solo hecho, quedará fijada en seis años.

Una vez cumplidos diez años de la pena, siempre que los hechos punibles hayan ocurrido entre el 1 de Enero de 1989 y el 1 de Enero de 1998, y los condenados suscriban en forma previa una declaración que contenga una renuncia inequívoca al uso de la violencia.

El jefe del recinto penitenciario, durante los meses de abril y octubre, entregará la lista y antecedentes a la Comisión de Libertad Condicional que funciona en cada Corte de Apelaciones, quines a su vez estudiará todos los antecedentes y, luego de evaluarlos, propondrá una nómina de las personas aceptadas al Secretario Regional Ministerial de Justicia.

Estarán obligados a asistir con regularidad a una escuela nocturna y a trabajar en los talleres penitenciarios mientras no tengan trabajo en otra parte, y deberán presentarse a la prefectura de policía, del respectivo departamento, una vez a la semana, con un certificado del jefe del taller donde trabajen y con otro del director de la escuela nocturna donde concurran, en que conste que han asistido con regularidad y han observado buena conducta. Por su parte, no podrán salir del lugar que se les fijó como residencia, sin autorización del ministerio de justicia.

El reo ingresará nuevamente al establecimiento penal que corresponda, a cumplir el tiempo que falte para cumplir su condena; y sólo después de haber cumplido la mitad de este tiempo, volverá a tener derecho a salir en libertad condicional, en las mismas condiciones y obligaciones señaladas.

condicional